La historia del número uno

A partir de la remodelación del año 2000, Bodega Antigal  implemento tecnología de punta y mejoró su funcionalidad generando cambios que traerían aparejados grandes logros: en el año 2005 llegó el primer vino de la bodega. Se realizó un evento en la bodega para celebrar la primera cosecha y para que fuese especial, fueron cortados aros metálicos de barriles con los cuales se formó un número uno para marcar las primeras botellas. Esto dio origen al nombre de la línea emblema: Uno.

En 2007, la empresa inició sus exportaciones principalmente al mercado estadounidense, convirtiéndose rápidamente en una marca argentina de calidad reconocida.

En el 2011, UNO Malbec recibió su primer reconocimiento por la prestigiosa revista estadounidense Wine Enthusiast, que habla de vinos, comida, viajes y temas de entretenimiento.

El año pasado, Antigal fue reconocida en todo el mundo por su calidad. Sus vinos tienen presencia en América, Europa y Asia, donde cada vez son más los consumidores que los disfrutan.