Limoncello Pallini: De los Jardines de Amalfi al mundo

En 2015 Pallini celebró 140 años de elaboración de los más finos licores. Un trabajo familiar que comenzó en 1875 y que creció a través de las generaciones.

Limoncello Pallini representa a Italia desde tres ciudades importantes en las que cada región aporta al sabor imborrable que tiene esta marca. Nicola Pallini comenzó produciendo y comercializando Limoncello en la ciudad de Antrodoco en 1875. Posteriormente, la destilería y la sede central fueron fundadas en Roma, donde aún se encuentran.  Pero donde comienza la producción es nuestra región favorita y distintiva; Amalfi.

La costa de Amalfi en Italia es la tierra de los jardines, a sólo 50 kilómetros de Positano, se ubican sobre la costa 700 hectáreas de plantaciones del limone sfusato amalfitano. Más de 1.500 cultivadores y productores trabajan a diario en el cuidado de las plantaciones buscando la perfección en la materia prima que utiliza la emblemática marca.

Con un rendimiento de tan solo 2 toneladas de los limones por hectarea y con el mejor de los cuidados del mundo se cosecha la materia prima; su color, tamaño y sabor son el resultado de la extraordinaria ubicación natural en los acantilados escarpados de la costa del golfo de Salerno.

Los limones de Pallini son los únicos que se pueden comer como una manzana o como una naranja. Crecen 18 meses desde su cultivo y son recolectados a mano en primavera y verano. Cada limón pesa unos 200 gr. y se busca que refleje muy poca acidez, un color oro opaco y un intenso perfume. Sus pieles son ricas en aceites esenciales.

Fotos del lugar donde crecen los limones que hacen al limoncello que eligen 9 de cada 10 personas.